Sin jugadores que se hicieran notar en la fecha 10 del Torneo Clausura 2018 con dos goles o más, en esta ocasión solo dos futbolistas dieron muestra de su calidad y aportación al Torneo Clausura 2018 de la Liga MX.

El portero de Gallos Blancos de Querétaro, el brasileño Tiago Volpi, y el delantero de Monarcas Morelia, el peruano Raúl Ruidíaz, contribuyeron de manera diferente en el triunfo de sus equipos en esta jornada.

Volpi ofreció un gran espectáculo con sus actuaciones en la visita que realizó el conjunto queretano a la capital del país para medirse al Cruz Azul, y con ello mantener el cero en su portería para regresar a casa con tres unidades en su poder.

Durante esa actuación que ofreció, el arquero amazónico todavía se dio el lujo de detenerle un penalti dudoso al jugador chileno de la “Máquina Celeste”, Francisco Silva, en el minuto 50 al tenderse bien sobre su costado derecho.

Aunque tuvo algunas salidas en falso que no fueron concretadas de manera increíble por los atacantes locales, el arquero incluso se lastimó el costillar derecho al tapar en tres ocasiones un intento de gol celeste y de esa forma ser factor en el triunfo queretano.

Gallos Blancos está en plena pelea por evitar el descenso y haber obtenido el triunfo en patio ajeno y complicado como el estadio Azul con gran actuación de su guardameta, vale oro.

Ruidíaz, por su parte, deleitó a los presentes al estadio Morelos con una espectacular anotación que fue considerada por muchos el gol de la semana por la forma en que ejecutó su remate y que valió el 2-0 para su escuadra, en el minuto 44.

La jugada se derivó de un despeje en corto y al centro del área de un defensa del Atlas, y que el delantero peruano midió, decidió y ejecutó una tijera que entró por el centro de la meta del arquero Miguel Fraga para hacer un golazo.