septiembre 24, 2020

RK Deportes

La Cima del Deporte

¿Velada maldita? Dos boxeadores venezolanos, con destino fatal tras coincidir en evento en Colombia

Agencias.- Tras compartir escenario con distintos resultados, los boxeadores venezolanos Pedro Henríquez y Yeison Cohen corrieron con suerte fatal luego de sus actuaciones en la velada boxística denominada Night Fight Club, que se celebró el viernes 2 de marzo en el hotel El Prado de Barranquilla, Colombia.

Uno de ellos, Henríquez -quien empató con el estadounidense Jermarcus Polain en la categoría de los pesos pesados-, fue asesinado el pasado lunes en su país, y el otro, Yeison Cohen -derrotado por el colombiano Hugo Berrío por nocaut técnico-, no ha podido salir del estado de coma tras sufrir un edema cerebral esa misma noche y se encuentra recluido en un hospital de Barranquilla.

Víctima de la violencia
Pedro Henríquez -32 años- fue asesinado el pasado lunes 12 de marzo en Caricuao, municipio Libertador, en el área metropolitana de Caracas. El portal Efecto Cocuyo informó: “De acuerdo con información policial, al boxeador lo intentaron robar (…). Los delincuentes querían su moto, pero él se resistió y le dispararon (…). Aunque fue trasladado a un centro asistencial, no sobrevivió a las heridas que le ocasionaron”.

El venezolano, quien debutó como profesional en 2015 según el portal Boxrec, tenía un registro de cinco victorias, dos derrotas y tres empates, incluyendo un KO, y en el combate en Barranquilla, pactado a seis rounds, se le plantó con firmeza al estadounidense Polain -25 años-.

De hecho el periodista Gabis Amaya, del portal Boxeo de Colombia, hizo el cubrimiento de la pelea y comentó que el público reclamó la victoria de Henríquez, pese a que Polain tenía un físico más trabajado.

El combate fue el sexto de la velada, que incluyó la pelea entre otro venezolano, Yeison Cohen, y el colombiano Hugo Berrío, que terminó ganando este último por nocaut técnico en el octavo asalto.

Cuando el juez decretó el final, Cohen se derrumbó y el dictamen de los médicos fue que sufrió un edema cerebral, motivo por el cual aún se encuentra recluido en estado de coma en la Clínica del Norte de Barranquilla.

La velada fue organizada por la empresa Cuadrilátero, propiedad de Alberto Agámez, un reconocido empresario boxístico en Barranquilla. Pese a su experiencia en este tipo de eventos, el secretario de Gobierno de Barranquilla, Clemente Fajardo Chams, afirmó la semana pasada que dicha celebración no contaba con permisos, y que por ello se presentaron fallas en el protocolo de atención de primeros auxilios para Yeison Cohen.

Sin embargo, desde que el deportista fue recluido, Agámez ha hecho presencia permanente en la clínica y recibió a sus familiares provenientes de Maracay, desde donde viajaron para acompañar a Cohen en su recuperación.

Apodado como La pesadilla, el venezolano tiene 28 años y presenta un irregular balance en su carrera con dos victorias (un KO), 8 derrotas (3 KO) y un empate.