Ciudad de México.- La diputada Melissa Torres consideró necesario implementar mecanismos de resolución de denuncias por acoso, hostigamiento y violencia de género en el ámbito deportivo.

La fracción parlamentaria del Partido Nueva Alianza (PANAL) en la Cámara de Diputados propuso que la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) implemente protocolos de prevención y atención a casos de hostigamiento y acoso, incluso violencia sexual contra mujeres deportistas.

La diputada Melissa Torres, indicó que tan solo en 2016, se presentaron 30 mil casos de acoso y probables delitos sexuales contra deportistas de alto rendimiento en el país.

La legisladora añadió que el órgano rector en materia deportiva debería tomar cartas en el asunto y emitir reglas para prevenir, erradicar y en su caso sancionar el acoso contra mujeres deportistas.

Torres Sandoval agregó que a esas acciones debe sumarse el llamado a las federaciones, a que implementen mecanismos de resolución de denuncias por acoso, hostigamiento y violencia de género en el ámbito deportivo.
Indicó que la Conade debería reforzar las labores de supervisión y capacitación de los entrenadores y funcionarios del Sistema Nacional del Deporte, con el fin de generar una cultura de equidad de género en ese rubro y una relación de respeto hacia las atletas.

Agregó que las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre la violencia contra las mexicanas también reflejan lo que sucede en el deporte.

Lo anterior, al referir que en 2011, 63 de cada 100 mujeres de 15 años en adelante, experimentaron al menos un episodio de violencia emocional, física, sexual, económica, patrimonial o de discriminación laboral.

Reiteró que en el área del deporte de alto rendimiento en el país, en 2016 se tuvo conocimiento de 30 mil denuncias, tres mil casos más que en 2015.

Agregó que según el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), en 2004 solo el 13 por ciento de las federaciones deportivas tenían recursos de atención a quejas por acoso y abuso de tipo sexual; aunado a que en dos terceras partes de esos organismos no hay acciones especiales para promover la igualdad de oportunidades.

Señaló que en los organismos deportivos estatales, solo el 20 por ciento tienen áreas de atención a la mujer; apenas el 16 por ciento ofrecen capacitación en materia de equidad de género y únicamente el 28 por ciento tiene elementos para atender quejas por acoso sexual.

Recordó que en el ámbito internacional, la revelación del caso de abuso sexual por parte del ex médico del equipo de gimnasia de Estados Unidos desató un escándalo de proporciones globales; y esa denuncia propició que se revelaran episodios similares en México y otras naciones, en especial en el entorno de los espectáculos.

Recalcó que en nuestro país, en el año 2004 se presentaron denuncias por acoso y abuso sexual contra integrantes del equipo de clavados, y de acuerdo a las cifras del 2016, la problemática continúa.

La legisladora subrayó que el acoso y hostigamiento sexual, al igual que las violaciones, son tipos de violencia que ponen en riesgo la integridad no solo física de las víctimas, sino psicológica, laboral, económica y social.

Por tales motivos, insistió, urge que la Conade intervenga con acciones institucionales efectivas que inhiban esas conductas y permitan proteger a las deportistas mexicanas.

“Es indispensable que las autoridades deportivas del país otorguen la protección jurídica y el reconocimiento justo a cada una de las mujeres deportistas que hacen que el país brille en este ámbito a nacional e internacional”, finalizó.