El club chileno de futbol Universidad Católica se proclamó como campeón del torneo de primera división del balompié de este país andino, tras derrotar 2-1 a Deportes Temuco en la última fecha de la liga.

La escuadra cruzada fue el equipo más regular del torneo y fue líder desde la primera jornada hasta el cierre del torneo logrando 17 triunfos, 10 igualdades y tres derrotas en 30 juegos desarrollados.

Con 61 puntos Católica se afianzó en el liderato y quedó a tres puntos de su más cercano perseguidor Universidad de Concepción, en una última jornada jugada en simultáneo pero en la que nadie pudo amagar el campeonato Cruzado.

Solo su rival de turno, Deportes Temuco, puso la cuota de incertidumbre en el desenlace del torneo tras comenzar ganando el partido con un jugador expulsado.

Sin embargo, los dirigidos por el español Beñat San José demostraron por qué fueron el mejor equipo del torneo y lograron dar vuelta el marcador y vencer por 2-1, resultado con el cual se coronó campeón y de paso envió al descenso a su rival.

Con este campeonato Católica levantó su corona número 13 de torneos de la primera división de Chile, convirtiéndose en el tercero más ganador tras Colo Colo (32 títulos) y Universidad de Chile (18 títulos).