Tras los sucesos ocurridos afuera del estadio “Monumental” previo al partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) confirmó que la Unidad Disciplinaria abrió proceso contra el equipo Millonario.

“La Conmebol informa que la Unidad Disciplinaria ha abierto un proceso disciplinario de oficio contra el Club Atlético River Plate, por incidentes ocurridos el día 24 de noviembre del 2018, fecha en que estaba programado el partido final de vuelta de la Libertadores 2018”, indicó la confederación en un comunicado publicado en su portal en internet.

Además, aclaró que River Plate ha sido informado de este proceso de investigación y el club tendrá un plazo de 24 horas a partir de la notificación para formular alegatos y presentar las pruebas que en su defensa estime convenientes.

Cabe recordar que poco menos de dos horas antes del encuentro que definiría al campeón de Sudamérica, afuera del estadio Antonio Vespucio Liberti, el “Monumental”, presuntos aficionados de River Plate arrojaron piedras y gas lacrimógeno al autobús que transportaba al equipo de Boca.

A pesar de que el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, confirmó este martes que la vuelta del partido se jugaría fuera de Argentina entre el 8 y 9 de diciembre, aún falta el dictamen que haga la Unidad Disciplinaria sobre el caso, así como la posible sanción al club, con lo que está en juego que se dispute el encuentro.