Redacción RK

Querétaro, Qro.- Como parte de las nuevas medidas sanitarias que fortalecen la estrategia estatal para mitigar los efectos de la pandemia, la Unidad Especial AntiCOVID-19 realizó un operativo vespertino y nocturno y atendió llamadas ciudadanas al 9-1-1, en donde llevó a cabo tres suspensiones ante el incumplimiento de medidas preventivas.

En el municipio de Corregidora suspendió una taquería y en el municipio de Querétaro un restaurante y una tienda de autoservicio ante la falta de control de ingreso y de protocolos de prevención para la enfermedad COVID-19.

Se realizó la dispersión de cinco eventos: en el municipio de Peñamiller una peregrinación de la Delegación El Portugués a Agua Fría con más de 200 personas; en el municipio de Querétaro, una reunión familiar en Hacienda Montenegro, una fiesta en Colonia Loarca, en Plaza Cecilia una reunión de alrededor de 120 personas y otra en Santa María Magdalena con 150 personas.

La Unidad Especial participó en la revisión de seis establecimientos que se encontraba ya cerrados, además de verificar 35 donde se supervisó el cumplimiento de la normatividad que corresponde.