Último Guerrero está de moda, yo no tanto: Máscara Año 2000

Box y Lucha

Máscara Año 2000 reconoció que Último Guerrero no será un rival sencillo cuando apuesten las cabelleras, pero dejó en claro que está listo y que solo piensa en el triunfo cuando enfrente a un luchador que está de moda.

Ambos gladiadores firmaron este día el contrato que los obligará a jugarse las cabelleras el 31 de mayo, en el duelo estelar del “Juicio final” en la Arena México, el tapatío en condiciones para salir con el brazo en alto.

“Es un compromiso de los que estoy acostumbrado, al momento de retarlo sé a lo que me estoy enfrentado, fácil no es, es un luchador que está de moda, yo no tanto”, dijo el “Macho de Lagos de Moreno” a los medios de comunicación.

Aunque el “último de su estirpe” podría llegar como favorito a este combate, dijo que ni su oponente ni la afición pueden confiarse o se llevarán una sorpresa.

“Pienso que tiene la confianza de que tiene el triunfo en sus manos, pero recuerden que del plato a la boca se cae la sopa y se le puede dar la sorpresa, muy seguro no puede estar y a lo mejor la mayoría de la gente piensa que me va a ganar, están equivocados, el triunfo nadie lo tiene seguro”, externó.

Tras señalar que su oponente es un luchador que en la actualidad está de moda, Último Guerrero dijo que eso podría ser una estrategia de “Chucho”, a lo que éste respondió: en la mayoría de luchas de apuesta nunca he ganado con llave o espaldas planas, sí con faul o una estrategia, pudiera ser que me pueda funcionar eso, ojalá”.

Del temor que pudiera tener Último Guerrero por la posible intervención de los jóvenes “Dinamita” como Sansón o Cuatrero, dejó en claro que son una familia, “quizá me apoyen, a lo mejor no, desconozco lo que harán y si tienen algo planeado”.

De su dicho de que es el “Padre de más de 20”, lo cual niega y tratará de demostrarlo el de los laguneros, dejó en claro que si lo dice es porque arrastra y humilla a sus rivales, como lo ha hecho con el Guerrero.

Finalmente, reiteró que no piensa en la derrota en el “Juicio final” y tampoco en el retiro en caso de perder su cabellera, aunque tampoco se obsesiona con luchar y aseveró que aún tiene pendientes con algunos luchadores, por lo que seguirá en los cuadriláteros.