Redacción

Fotografía: AS

Ante unos 10 mil espectadores, la Selección Mexicana Femenil dio un golpe de autoridad en el Estadio Azteca. La noche se pintó tricolor gracias a las anotaciones de Maricarmen Reyes y María Sánchez para el 2-0 que coreó la afición en las tribunas.

Pasaron 15 años para que el Tri Femenil se reencontrara con su afición, esa que en la Liga MX Femenil hace lo imposible por acudir a los estadios y ver a sus jugadoras favoritas. Todos se unieron por una misma causa.

Colombia se plantó en una cancha que le impuso y la estrategia de Mónica Vergara se convirtió en la base para un dominio total de las aztecas, quienes demostraron que el ranking FIFA 28 era superior al 26, lugar que ocupan las dirigidas por Nelson Abadía.