El torero español Alberto López Simón se alzó como el máximo triunfador de la octava corrida del serial taurino de la Feria Nacional de San Marcos 2019 en la Plaza Monumental, al cortar tres merecidas orejas.

El matador ibérico López Simón alternó en este octavo festejo del serial sanmarqueño al lado de los diestros mexicanos Joselito Adame y Ernesto Javier «Calita», quienes se fueron con las manos vacías.

Se lidiaron siete toros de la dehesa de Fernando de la Mora, todos con una buena presencia física, pero con un juego muy escaso en términos generales.

Abrió el torero de la tierra Joselito Adame con una labor discreta y muy corta, luego que el burel no le permitió mayores libertades, para irse al final en silencio. Cerró su labor con otro trasteo regular, ante otro rival de poco juego, para escuchar una división.

Ernesto Javier «Calita» tampoco tuvo suerte con su lote de arranque, ya que ambos toros fueron sosos y desobedientes, para recibir silencio. Regaló un sobrero, con el que terminó igual, para salir entre algunas palmas.

El español López Simón tuvo la fortuna de recibir al mejor lote del encierro, al cual aprovechó de principio a fin para completar un par de faenas muy variadas y lucidas, las cuales le dejaron al final un gran saldo favorable.

En su primer turno, el español López Simón se llevó una oreja con una fuerte petición de la segunda no concedida, y en su última labor cortó un par de apéndices más, para salir al final como el máximo triunfador.