Redacción

Fotografía: AP

Si la edad no es un impedimento para el QB más exitoso de la historia, menos lo será uno de los contactos recurrentes que recibe semana por semana.

El mariscal de campo y actual MVP del Super Bowl, Tom Brady, anunció que es una posibilidad latente la de jugar este Jueves por la noche, cuando enfrenten a las Águilas de Filadelfia, con su mano derecha vendada, es decir, la mano con la que realiza lanzamientos.

“Estamos aquí y sabemos que los contactos son esperados, recibí un golpe ante los Dolphins el domingo y la mano esta un poco inflamada, pero no espero que esto sea un impedimento para seguir jugando”.

Brady, quien tuvo una gran actuación en contra de los Delfines este domingo, completando 5 pases de anotación y poco más de 400 yardas, sigue dando de que hablar, esta vez por jugar con una mano vendada, que para muchos podría representar un problema, pero no para el mejor de la historia.

Los Buccaneers (4-1) visitarán a las Águilas (2-3) en el Lincoln Financial Field en la ciudad de Philadelphia este jueves, para disputar el segundo encuentro de Jueves por la noche de su temporada.