Redacción

Fotografía: Getty Images

Los Juegos Olímpicos de Tokio vuelven a ser el escenario para lograr hazañas históricas. Esta vez, quien dio vida a un momento que se enmarcará en la historia del deporte mundial fue el atleta noruego Karsten Warholm al ganar el oro en 400 metros con valla y romper el récord mundial que increíblemente él había impuesto el pasado 1 de julio.

No conforme con esto, en una increíble corrida, Warholm llegó primero a la meta en una marca de 45,95 segundos, superando su anterior registro de 46,70 que logró en Oslo, la capital de su país natal.

En el memorable oro de Warholm quedaron detrás el estadounidense Ray Benjamin, quien logró una marca de 46,17 y en el bronce el brasileño Alison dos Santos con 46,72 segundos, ambos superando el logro de Young. Un día lleno de récords e historia.