Redacción RK

La Final de la Liga de Expansión MX en su primera edición puede darse entre dos equipos que en sus plantillas solo cuentan con jugadores formados en México, como el caso de Tampico Madero y Atlante, escuadras que le dieron prioridad a jóvenes con mucho futuro para terminar de desarrollarlos y después tengan una oportunidad en el máximo circuito.

Tampico, con un proyecto meramente formador, está ganando la serie de Semifinales contra Celaya, equipo que, por el contrario, cuenta con una plantilla numerosa con jugadores extranjeros para pelear por el título “Son mexicanos, gente con sueños y aspiraciones, y eso lo hemos tratado de incrementar y premiar en sus ideales y todos están comprometidos, todos luchan y todo eso nos ayuda”, reveló Gerardo Espinoza, DT del Tampico.

“No ha sido una sorpresa lo que hacen estos jugadores, porque a pesar de ser el equipo más joven del torneo, todos tienen calidad y un gran proceso y solo había que mostrar la personalidad como lo han hecho hasta ahora”.

El Potro nacional

Por su parte, el Atlante, que también trabaja en un proyecto de formación nuevo con jugadores poco experimentados, también están en las Semifinales y con la ventaja de estar arriba en la posición en la tabla, pues el 1-1 con el que terminaron en el juego de ida ante Morelia, los favorece para avanzar a la Final.

Los dos proyectos fueron de los pocos en la Liga de Expansión que solo utilizaron puros jugadores mexicanos, así como Tapatío, Pumas Tabasco y Mineros.