Redacción

Fotografía: @Buccaneers

Tom Brady volvió a la que fue su casa por 20 años y guió a los Buccaneers en una noche lluviosa a llevarse la victoria ante los Patriots por marcador de 19-17. Además del triunfo, el veterano quarterback impuso el récord de más yardas aéreas de todos los tiempos.

Tal como se pronosticaba, los Bucs mostraron ligera superioridad ofensiva. A pesar de la lluvia y la falta de precisión de Brady en el juego aéreo, Tampa se puso adelante con un gol de campo.

El momento histórico más esperado del partido llegó en el primer cuarto. Brady conectó un pase largo con Mike Evans y se convirtió en el pasador con más yardas en toda la historia, superando el récord que ostentaba Drew Brees.

Brady tomó el balón y orquestó la serie que le dio la remontada a los Buccaneers, quienes con un gol de campo se pusieron dos puntos arriba. Los Patriots tuvieron una última oportunidad para ganar el juego, pero el intento de Nick Folk pegó en el poste y no entró, por lo que la visita se fue con la victoria.