Redacción

Después de la polémica desatada por las amenazas al nutriólogo Aries Terrón por exponer “el fraude” de la proteína Loving It que promociona la actriz Barbara de Regil, la cuenta oficial de este producto @lovingit:healthy fue suspendida por Instagram, aunque algunos denunciaron que tiempo después fue reactivada.

En efecto, este 16 de junio, después del mediodía la página se reactivó y el último mensaje publicado por la actriz fue una imagen suya con el siguiente mensaje: “Ojalá todos tuviéramos más criterio y nos atreviéramos a compartir, hablar o comentar algo solo cuando nos consta o con pruebas. Y no solo con suposiciones. Mi paz es que la verdad siempre sale a la luz”.

“Me acabo de enterar que cerraron la cuenta de la proteína loving it… me siento orgullosa de tmbn haber reportado la cuenta”, escribió una usuaria en Twitter y en otro aclaró: “y de verdad que no soy de tirar hate, pero b*rbara me tiene harta con eso del PV y de que su proteína no es lo que dice ser… además de todo el rollo contra Aries”.

¿Qué pasó?

En mayo de 2020, el nutriólogo Aries Terrón elaboró un análisis a esta proteína realizado en un laboratorio certificado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que pagó con el apoyo económico de sus seguidores.

Los resultados los compartió en su canal de Youtube y en otras redes sociales y expuso que los componentes se contradicen con el contenido real de la proteína Loving it.

En 2021 el video cobró notoriedad porque lo retomaron usuarios de internet. En el video, advirtió que su consumo constante puede disminuir la producción de aminoácidos.

Su exposición molestó a Bárbara de Regil, quien declaró al periodista Gabriel Cuevas de Fórmula Espectacular que Terrón comenzó una “carrera de desprestigio” en su contra y lo acusó de no ser médico ni tener cédula profesional y sostuvo que, en el pasado, lanzó su propia marca de proteína al mercado, pero fue reportado por internautas porque no servía.

“A este doctor lo reportaron usuarios que consumían su proteína y la Cofepris vio que estaban cosas raras, como que no tenía cédula profesional, no estaba sustentado como debería. Él se hace llamar Aries Terrón y tiene más de 70 mil seguidores en Instagram”, comentó Cuevas, en la edición del 14 de junio.

Cuevas señaló que había hablado con Bárbara de Regil, quien le dijo que no iba a dar entrevistas por cualquier persona que quiera tirarla, pero que a él le enseñó conversaciones de un comunicado que envía una empresa llamada Weight Fake, donde señalan que el problema no fue por la actriz, sino por la Cofepris que investigó que el producto de Terrón, quien se acaba apenas de titular, no existía.

“Así como existen los charlatanes en los cirujanos plásticos, tú también tienes que tener (sic) una cédula profesional para crear y comercializar tu proteína, entonces a él se lo bloquean y no puede vender el producto y siente que Barbara tuvo mucho que ver”, aseguró el periodista.

Después surgió la versión de que Bárbara de Regil había declarado que ella sólo fue contratada como la imagen del producto y dijo que desconocía los casos de mujeres afectadas por su consumo. Como recompensa, pidió que le enviaran sus nombres para incluirlas en un nuevo reto para mejorar la salud.