Redacción

Fotografía: Getty Images

El Atletismo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 nos ha regalado grandes momentos y también nuevos récords olímpicos y mundiales; sin embargo, algunos creen que estas nuevas marcas podrían deberse a las ‘súper zapatillas’ que ahora usan los atletas.

Una de las carreras de esta justa veraniega donde se dio más fuerte esta polémica fue en la Final de los 400 metros con vallas, en donde el noruego Karsten Warholm batió el récord mundial al terminar la prueba en apenas 45.94 segundos, convirtiéndose así en el primer hombre en bajar de los 46 segundo en dicha prueba. Cabe recordar que hace unos meses había registrado en Oslo un tiempo de 46.70 segundos.

De acuerdo con varios expertos, la tecnología usada en el calzado de los atletas es la responsable de que se pueda romper una marca que llevaba casi 30 años de vigencia en al menos cuatro veces en el ultimo año. Lo mismo pasaría en pruebas como los 100 metros con vallas femenino o 400 metros con vallas femenino, donde también se han batido récords históricos. 

“Si pones un trampolín allí, creo que es una mier… Creo que le quita credibilidad a nuestro deporte. No veo por qué deberías poner algo debajo de un zapato de carrera”, mencionó a AFP Warholm sobre el calzado de Nike.

Mientras que de su calzado, el cual es hecho por Puma, afirmó que: «Estamos tratando de hacerlas lo más creíble posible. Sí, tenemos la placa de carbono, pero hemos intentado hacerla lo más fina posible porque así es como me gusta hacerlo. Por supuesto, la tecnología siempre estará ahí, pero también quiero mantenerla en un nivel en el que podamos comparar los resultados. Eso es importante”.