Stella Banderas tiene 21 años y va camino de convertirse ¿involuntariamente? en una ‘it girl’.

Quienes la conocen (entre ellos, su padre) afirman que a Stella Banderas nunca le ha interesado la fama. Sin embargo, teniendo en cuenta sus apellidos (es hija de Melanie Griffith y Antonio Banderas), sus aspiraciones de anonimato parecen misión imposible. Más aún si a sus 21 años esta estudiante de Arte quiere compartir sus momentos especiales en las redes, como hacen la mayoría de sus amigos.

El caso es que su Instagram se ha convertido en un lugar de peregrinaje de curiosos (la siguen 75.900 usuarios) que encuentran allí estampas familiares (preciosa en la que se la ve de niña tratando de pintar con un lápiz la oreja de su padre; conmovedora aquella que parece relativamente actual en la que Melanie y Antonio, suponemos que ya separados, comparten un rato junto a la palabra ‘Familia’).

También hay instantáneas del Málaga natal de su progenitor y de sus procesiones de Semana Santa, algunos besos con un novio (el de las redes, que aparecía hasta el año pasado, se llama Alex) y posados con amigos y en solitario. Entre estos últimos arrasan en los que Stella posa en bañador, luciendo palmito (la verdad, es que la hija de Antonio Banderas ha heredado la belleza de sus progenitores).

Esta misma semana nos regalaba un nuevo retrato de esta categoría en el que aparece en bikini color nude y pareo beige, sentada junto al mar. En unas horas, la publicación ha superado ampliamente los 10.000 ‘likes’. Míralo a continuación:

«Melanie, haces hijas preciosas», «eres impresionante», «guapa» o «eres igual (de espectacular) que tu hermana Dakota» son algunos de lo piropos que le han dedicado sus seguidores, que no olvidan otros posados anteriores de la que va camino de convertirse en la próxima it-girl del momento.