Stefanía Aradillas Alanís suma días y años entrenando en solitario en la cancha de la Liga Olmeca y ahora con más ímpetu por cumplir más sueños, una medalla en softbol en los Juegos Panamericanos Lima 2019 y clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

«El sueño más grande de un deportista siempre es llegar a los Juegos Olímpicos», expresó en entrevista con Notimex Aradillas Alanís en un día más de prácticas en solitario, sin importar los rayos del sol, apenas pasado el mediodía.

El softbol se estrenó en los Juegos Olímpicos en Atlanta 1996, continuó en Sídney 2000, Atenas 2004 y Beijing 2008, siendo la selección estadunidense la ganadora de la medalla de oro en las tres primeras ocasiones y la de Japón en la última.

Para los Juegos Olímpicos Tokio 2020, el comité organizador local propuso cinco deportes adicionales, entre ellos el beisbol/softbol, lo cual fue aprobado por el Comité Olímpico Internacional (COI), en su sesión del 3 de agosto de 2016, previo a la cita veraniega de Río 2016.

Pero el beisbol/softbol ya no tuvieron la misma suerte para los Juegos Olímpicos París 2024, porque el comité organizador local ingresó en su lugar el breakdance y el nuevo retorno al ámbito olímpico se desconoce.

Aunque esa es otra historia, porque la actualidad es lo que vive la nacida en la Ciudad de México el 15 de septiembre de 1994.

“Es algo sumamente importante, no solamente para México, sino para todo el mundo y los que practicamos el softbol, porque siempre el sueño más grande es llegar a Juegos Olímpicos”, recalcó la capitalina.

Espera que con esta presencia olímpica su deporte logre mayor difusión y así mucha gente lo vea, que se enamoren como ella y las seleccionadas lo están de su disciplina, para así haya más practicantes.

La selección mexicana de softbol vive años de grandeza con la medalla de plata conquistada en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, al llegar invicta a la final en seis encuentros y caer en extra innings por 4-2 ante Puerto Rico.

“Es un orgullo. Después de estar tantos y tantos años en la selección, finalmente nos cayó una medalla y la disfrutamos», declaró con respecto a la primera presea para México en este deporte en esta cita regional.

Después de esto, la selección fue al Campeonato del Mundo en Chiba, Japón, para obtener un histórico sexto lugar, y actualmente es número cinco en la clasificación mundial, posición que ningún otro equipo mexicano puede presumir.

«Se dice fácil. Sí, nos enfrentamos a potencias. Recientemente le ganamos al número uno mundial, el equipo de Estados Unidos y también ya derrotamos a Australia, Canadá, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela», destacó Aradillas Alanís.

«Estar a este nivel no es nada fácil. Todo ha llevado un proceso y conmigo ha sido de años, desde que tenía 15 de edad confiaron en mí, creyeron en mí, invirtieron su tiempo y sus experiencias en mí como jugadora y estoy muy agradecida por eso», compartió la capitalina.

La próxima cita es los Juegos Panamericanos Lima 2019, en donde claro irán por medalla. “Vamos a pelear la final. Es nuestro objetivo».

Después, del 25 de agosto al 1 de septiembre, se desarrollará el clasificatorio olímpico de las Américas en Surrey, Canadá, donde las mexicanas van a competir en el Grupo B ante las representaciones de Venezuela, Brasil, Perú, Islas Vírgenes Británicas y República Dominicana.

«Será un todo por todo. Todas las que vamos a estar ahí vamos a luchar con todo lo que tengamos para cumplir nuestro sueño, y va ser un evento increíble», declaró.

Para cumplir todos los objetivos, el presidente de la Federación Mexicana de Softbol, Cruz Rolando Guerrero Castilla, firmó un convenio con Comets de Clevelad, para que las seleccionadas tricolores integren ese equipo que participará en la National Pro Fastpitch, a partir del 6 de junio, cuando hagan su debut ante las Bandits de Chicago.

«Es un paso que ni lo veía cerca y es un gran paso de la Federación al hacer esa alianza con Comets para llevarnos a jugar al mejor nivel del softbol profesional. Es una liga muy competitiva. Está lo mejor del mundo, porque también hay jugadoras internacionales», expresó la softbolista.

Aradillas Alanís aseveró que esto la catapultará al cien por ciento el jugar con las mejores de Estados Unidos y del mundo, “por tres meses nos va dejar más que preparadas para los torneos».

Esto tiene más que ilusionada a atleta capitalina, porque conoce el proceso del que habla en forma personal y de selección, y más al recordar que de niña siguió los pasos de su hermano mayor y se fue con él a practicar y jugar beisbol.

Pero se topó con un muro natural

«A los nueve años de edad me dijeron que yo no podía participar en un mundial porque era deporte de puros niños y por ser mujer no podía y fue cuando me cambié al softbol, con el sueño de algún día ir a un mundial”, comentó.

La deportista añadió que años más tarde lo cumplió y poco a poco sus sueños han crecido, “ahora mi mayor sueño para el siguiente año es estar en Juegos Olímpicos”.

Con 15 años de edad vistió por primera vez el uniforme nacional, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Mayagüez 2010.

«Recuerdo que fue una experiencia increíble porque fui cobijada por muchas de ellas y me fueron llevando por el camino y me dijeron esto sí y esto no. En los torneos se hace esto y esto, hay que comer bien, hay que descansar. Lo recuerdo como de los mejores momentos de mi carrera deportiva», rememoró la softbolista.

Ella es actualmente una polifuncional en la selección nacional. «Lo que se necesite y a la hora que se necesite, con tal de ayudar el equipo. Puedo estar en las bases, en las paradas cortas o cualquier jardín, lo que sea», se ufanó de su versatilidad.

A la hora de la ofensiva «(el bat) es mi favorito, y conectar un jonrón es como liberar toda la energía. Es como estar agradecida y recordar todos los entrenamientos, (es) una emoción, felicidad… todo, todo al mismo tiempo”, subrayó.

Aradillas Alanís aseguró que su mayor satisfacción es lo último que pasó, la medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, “mi mayor satisfacción será tener mi medalla panamericana y lograr el pase a Juegos Olímpicos, este año».