Los Golden State Warriorsparecían desplomarse entre lesiones y una baja productividad ofensiva en el primer medio del Juego 2 de las Finales de la NBA, pero nunca hay que subestimar el corazón de un campeón y bajo esa calidad lograron el triunfo 109-104 en cancha de los Toronto Raptors para igualar la serie.

Sin Kevin Durant, quien no juega desde la serie ante Houston, y ahora con Klay Thompson, lesionado en el último cuarto, Andre Iguodala, con un golpe en la cabeza que lo dejó fuera por un lapso del juego, y Kevon Looney, también afectado por un choque, los Guerreros hicieron honor al mote con Steph CurryDraymond Green y DeMarcus Cousins como líderes.

Green fue el más consistente con 17 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias; Curry no fue tan brillante, pero puso 23 unidades y Cousins tuvo doble-doble de 11 tantos y 10 tablas. Pese a su lesión, Klay Thompson fue el máximo anotador para Golden State con 25 puntos, aunque en el último cuarto se fue a los vestidores por una lesión de isquiotibiales, producto de una poco ortodoxa caída luego de lanzar un triple.

Toronto podría arrepentirse de haber dejado vivo a unos diezmados Warriors más adelante en la serie. Su defensiva maniató a los campeones reinantes de la NBA a menos de 10 puntos durante los primeros siete minutos del juego, pero empezando el segundo medio fueron ellos los que tardaron más de cinco minutos en encestar; Golden State, para entonces, ya había montado una racha de doble dígito de puntos favorables.

Pascal Siakam fue el más productivo de la noche con 32 unidades para los Raptors, seguido de los 23 de Kawhi Leonard y los 20 de Marc Gasol.

El Juego 3 de las Finales de la NBA se muda a California el próximo miércoles, donde los Warriors también serán sede del cuarto choque en esta serie que está empatada 1-1.