Arlington, Estados Unidos – Las bajas de Dez Bryant y Jason Witten dejaron un hueco enorme en Dallas Cowboys. Además de ser dos figuras en el emparrillado, ambos eran líderes en el vestidor, por lo que es Ezekiel Elliott quien está tomando la estafeta y se perfila para ser la nueva voz de mando.

Los Cowboys revelaron tener un plan para que el corredor estelar del equipo tome la iniciativa y se convierta en la voz más fuerte del vestidor de la Estrella Solitaria.

“Elliott ha sido mucho más vocal», dijo el entrenador de los corredores de los Cowboys, Gary Brown, al Dallas Morning News.»Eso es bueno para él. 

Está en su tercer año, viniendo de aquí a ser un líder con más voz, no solo un líder por lo que hace en el campo. Creo que es realmente bueno para él y realmente bueno para nuestro equipo».

Los Cowboys eligieron no traer de vuelta al veterano Alfred Morris, y Elliott, que cumplirá 23 años el 22 de julio, se encuentra a la cabeza de un cuerpo de corredores jóvenes, que incluye a Rod Smith, Trey Williams y un par de novatos en Bo Scarbrough y Jordan Chunn.

«Definitivamente es algo en lo que he estado pensando», dijo Elliott, al ser cuestionado sobre su liderazgo pese a su corta edad. «Parece que no era solo un novato hace poco. Solo trato de hacer lo mejor para traer a estos novatos y mostrarles el camino».

02873000-7957-4c85-bc41-f217972c7ad8.gifCon Witten y Bryant ausentes de la ofensiva, los Cowboys se apoyarán más en Elliott, que produjo 983 yardas por tierra y siete touchdowns en 2017 a pesar de cumplir una suspensión de seis juegos.

«Con lo que sucedió el año pasado con toda la suspensión y todo, creo que sintió que no logró nada», dijo Brown. «Pero sí logró algunas cosas. Con suerte, no se presiona demasiado. Si no lo hace, creo que tendremos un gran Zeke».