Redacción
Foto: EFE

La gimnasta Simone Biles es una de las deportistas de las que más se ha hablado en las últimas semanas; sin embargo, ahora la estadounidense tuvo que salir a defenderse de los ataques que recibió tras dar su postura sobre el aborto.

A través de redes sociales, la atleta de 24 años de edad compartió el siguiente mensaje sobre el aborto: «Ya sé que lo que voy a decir puede iniciar una gran discusión e incluso puedo perder seguidores, pero estoy a favor de la libertad. Tu cuerpo. Tu elección. Además, para todos los que argumentan que se puede dar un hijo en adopción, no es tan fácil. Y lo dice alguien que conoce muy bien el sistema”, escribió.

Sin embargo, esta declaración no fue muy bien recibida por parte de varios usuarios de redes sociales, los cuales se dedicaron a atacar a la medallista olímpica.

“Pensamientos con todos los niños del sistema de acogida a los que @Simone_Biles les dice hoy que sus vidas no valen nada y que es mejor que estén muertos”, fue el mensaje que hizo ‘explotar’ a la gimnasta.

“NO malinterpreten mis palabras. Eso no es en absoluto lo que he insinuado. NO he dicho que esté a favor de abortar en lugar de ponerlos en el sistema de acogida. Lo que sí he insinuado es que no se debe controlar el cuerpo/la decisión de otra persona. Seamos realistas lo que te importa es el control”, contestó Biles al usuario anónimo, el cual borró su tuit tras la respuesta que recibió.

Apoyo a niños en adopción

El enfado de Simone Biles no quedó ahí y siguió contestándole al usuario que malinterpretó sus palabras, al cual le dejó claro que siempre ha apoyado a los niños en adopción.

“Siempre lo he hecho y seguiré apoyando a los niños dados en adopción. Yo he sido uno de ellos. Les defiendo y defiendo el sistema, pero no lo sabrías porque no me sigues, solo te gusta abrir la boca. Además, si tienes una cuenta falsa, ni siquiera me hables. Todos ustedes me enfadan. Ya termino porque distorsionarás mis palabras como te parezca apropiado para escupir odio”, respondió la medallista de Tokio 2020.