Secretaría de Salud emite recomendaciones para la Temporada de Calor

Noticias Locales Portada

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro emite recomendaciones para evitar riesgos a la salud, en temporada de calor -31 de marzo al 1 de octubre-.

Durante la temporada de calor algunos de los microorganismos que causan enfermedades (hongos, bacterias, virus) pueden crecer con mayor rapidez, sobre todo en los alimentos.

Por lo anterior, es importante:

  • Beber agua hervida, clorada o purificada.
  • Asegurarte que los recipientes donde se almacena el agua para beber estén perfectamente limpios.

Asimismo, cerciórate de que, en casa, los alimentos se conserven en refrigeración para evitar que comiencen a descomponerse y puedan dañarte, ya que se ha demostrado que el crecimiento de bacterias y hongos aumenta si los alimentos no están en refrigeración.

Otro punto importante es la higiene de manos, esta es una práctica económica, rápida y sencilla de evitar enfermedades, ya que reduce sustancialmente el riesgo de infecciones gastrointestinales y respiratorias.

Es indispensable lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, luego de cambiar pañales, antes de comer, antes de preparar los alimentos, al llegar de la calle.

Por otro lado, se recomienda a la población mantenerse hidratada y evitar la sobre exposición a los rayos solares, para evitar golpe de calor, el cual, es un cuadro médico que se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4° centígrados, ya sea por efecto de la condición ambiental o la actividad física vigorosa, en la que el organismo es incapaz de regular su temperatura.

Los grupos más vulnerables para sufrir golpe de calor son los niños menores de 5 años de edad, los adultos mayores y las personas que presentan enfermedades crónicas.

Por lo anterior, se aconseja:

  • Evitar la sobre exposición solar entre las 10:00 y las 16:00 horas.
  • Utilizar bloqueador solar, ropa fresca, sombreros, gorras y proteger los ojos.
  • Mantenerse hidratado.
  • Permanecer en lugares frescos y protegerse a la sombra.
  • Evitar permanecer dentro de un vehículo estacionado bajo los rayos de sol, cuya temperatura se eleva considerablemente.