Redacción RK

El evento estelar de SmackDown tuvo sabor mexicano pues Rey Mysterio desafió a Roman Reigns a una lucha en jaula por el Campeonato Universal de la WWE, aunque al final la fortuna no lo acompañó y terminó cayendo en la contienda.

El combate empezó con dominio de Mysterio, quien aprovechó que no había descalificaciones para golpear a Reigns con un un extintor, una caja de herramientas y una silla, pero al final la talla del jefe tribal se impuso y emparejo las acciones.

Rey Mysterio puso en serios aprietos a The Big Dog al castigarlo con el 619 seguido de un Frog Splash que puso en malas condiciones al samoano luego de que Reigns golpeara a Dominik Mysterio la semana pasada.

Al final, Roman Reigns se repuso y con un Power Bomb contra la jaula castigó a Mysterio, quien volvió al ring solo para ser rendido con una guillotina invertida.

La lucha estaba prevista a realizarse en el pago por evento de la WWE, pero un problema no aclarado tuvo que adelantarse a la función de SmackDown. Trasciende que Roman Reigns no participará en Hell in a Cell.