Tigres es un equipo acostumbrado a tener las mejores plantillas, no sólo de la Liga MX, sino de todo el continente, gastando impresionante cantidades de dinero en fichar jugadores, sin importar si en sus propias divisiones menores haya talento.

Uno de esos jugadores que ha sufrido el tener arriba de él a figuras, sobre todo el ataque, es Rafael Durán, un juvenil delantero de tan sólo 20 años, que está rompiendo la categoría Sub 20.

El nativo de Guadalajara Jalisco suma 21 goles en la temporada 2017-2018, de los cuales 13 han sido en el actual torneo, promediando un tanto cada 88.7 minutos. Tal ha sido el poderío de Durán, que él solo tiene mejores números que los cuatro delanteros estelares con los que cuenta Tigres en el primer equipo en este Clausura 2018.

André-Pierre Gignac, Ismael Sosa, Enner Valencia y Eduardo Vargas apenas han marcado 13 goles entre todos, una cifra muy por debajo de las expectativas, sobre todo porque son de los jugadores más caros de la Liga MX.

La situación del juvenil no es nueva, pues en los últimos tres años ha marcado 45 goles en las categorías menores de Tigres y pese a sus espectaculares números, Ricardo Ferretti no la ha dado ni siquiera la oportunidad para debutar en el máximo circuito.