Redacción

Querétaro, Qro.- «A pesar de la pandemia, y de los recortes presupuestales, el Gobierno del Estado no sólo no paró, sino que impulsó la reactivación económica y realizó una inversión sin precedentes en la obra pública del estado. Nuestro gobernador deja una vara muy alta que será un reto de superar».

Así lo afirmó el Presidente del Colegio de Ingenieros Civiles (CICQ), Sergio Camacho Hurtado, al darle la bienvenida al gobernador, Francisco Domínguez Servién, durante la comida del 50 aniversario del Colegio.

En el marco del Día del Ingeniero, el mandatario estatal comentó que hoy Querétaro es sinónimo de confianza, «ésta ha sido acreditada con trabajo y liderazgos nacionales indiscutibles, con una ciudadanía que exige involucrándose y con un gobierno responsable que hace lo que debe hacer».

Resaltó que la visión de su gobierno, a seis años de trabajo, sigue siendo crecer pensando en las generaciones del mañana.

“Crecer hoy dando un lugar prioritario a la salud, la seguridad, la economía y el desarrollo integral. Hacerlo, pensando en el presente y el futuro de nuestro estado. Hacerlo, colocando la dignidad de las personas en el centro de cada una de nuestras decisiones”, enfatizó.

En este tenor celebró que la entidad es la única a nivel nacional con cero observaciones por parte de la Auditoría Superior de la Federación y por la Secretaría de la Función Pública, y que también ocupa el primer lugar en el índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información.

Asimismo, hizo énfasis en su reciente anuncio a la población queretana, en cuanto a que la deuda heredada al inicio de su administración por mil 144 millones de pesos está pagada al 100 por ciento.

Ante el cuerpo colegiado, refrendó su compromiso de terminar de dejar cero deuda con proveedores, además de cubrir los salarios, prima vacacional y aguinaldos de la administración estatal en el periodo de octubre a diciembre del presente año.

El gobernador reconoció que han enfrentado tiempos difíciles, pero que cada persona ha hecho la parte que le corresponde.

“Una gran parte de la ciudadanía cuidándose, informándose y respetando las medidas sanitarias. Ustedes, los sectores productivos, generando empleos y esforzándose en mantener la salud”, indicó.

Durante su exposición resaltó el liderazgo nacional de Querétaro en la generación de empleos bien pagados, así como los niveles históricos de inversión extranjera que se han alcanzado.

Señaló que si bien en junio se registraron los indicadores más bajos de la pandemia y la velocidad del contagio disminuyó en la entidad, el ritmo de disminución ya se detuvo y la lucha contra los contagios de COVID-19 no ha terminado.

En su intervención, el presidente del XXV Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Querétaro, Sergio Camacho Hurtado, reconoció los esfuerzos de Francisco Domínguez para concretar el pago de la deuda pública bancaria, mantener una buena gestión de los recursos federales y hacer frente a la pandemia sin afectar los proyectos estatales.

Asimismo, agradeció el apoyo brindado a todos los proyectos que emanaron del Colegio y la confianza que se le brindó a la agrupación desde el inicio de la administración.

Expuso que ante los retos superados y los que aún quedan por vencer ha quedado demostrada la necesidad de la participación de ingenieros civiles competentes y con responsabilidad ética.

Sergio Camacho exhortó a los integrantes del Colegio a continuar el trabajo bajo los principios que rigen a la organización desde hace 50 años.

“Llevamos tatuada en nuestra historia este éxito, este esfuerzo y este trabajo de nuestros fundadores para seguir unidos como hasta ahora, generando los mejores proyectos para Querétaro”, enunció.

Durante el evento se entregaron reconocimientos a miembros del CICQ con 35, 36, 40, 41, 45, 46 y 50 años de trayectoria.