En Boca hay una situación que exceden los resultados deportivos: ocurra lo que ocurra con la Copa Libertadores (y, en caso de ganarla, con el Mundial de Clubes), hay ciclos terminados dentro del plantel , más allá de la cuestión del cuerpo técnico. La crisis económica que azota a Argentina, con la suba del valor del dólar, sumado a que varios jugadores ya tocaron su techo en el Xeneize, hacen pensar que el equipo para el 2019 será muy distinto .

Hasta Daniel Angelici lo anticipó hace algunos meses: » Con el dólar así, no tengo dudas de que en diciembre se viene el éxodo . Los representantes ya se están moviendo porque los jugadores son profesionales y, aunque están muy bien en el club, saben que la carrera es corta. Cuando haya una oferta de un 1.000.000 de dólares para arriba, se van a querer ir «, manifestó.

¿Qué futbolistas podrían emprender la retirada en diciembre?

EDWIN CARDONA

Tras las salidas de Vergini a Turquía y Sebastián Pérez a México, el ’10’ dejó la puerta abierta como para irse más temprano que tarde . «La economía acá en Buenos Aires no es la mejor, está subiendo mucho el dólar, y eso puede complicar muchísimas cosas para la compra de uno», explicó el mediocampista que está a préstamo en el club de La Ribera y cuya opción de compra es de 7 millones de dólares, un número que en principio no parece tan lejano para la institución si quiere hacerse con su ficha de forma definitiva. Pero, además de las diferencias de dinero, la inminente partida del colombiano tiene que ver también con lo futbolístico: para Guillermo no es parte de su XI titular. De hecho, el DT no lo tuvo en cuenta para los partidos de semifinales de la Copa Libertadores ante Palmeiras , en los que ni siquiera estuvo entre los 18.

CRISTIAN PAVÓN

A la joyita la vinieron a buscar varias veces en los últimos meses: Rusia, Inglaterra, Italia, Francia, España… Al menos un equipo por país quiere al ‘7’, pero, hasta ahora, tanto Guillermo Barros Schelotto como el presidente lo convencieron para que se quede. Su cláusula es de 50 millones y tiene uno de los contratos más altos de la institución, pero difícilmente se quede después de que termine la Copa Libertadores.

WILMAR BARRIOS

Antes, durante y después de la Copa del Mundo coqueteó con irse . El volante colombiano es uno de los estandartes del conjunto del Mellizo, pero tiene sus días contados en el club. Si bien recibió una mejora de contrato para calmar sus ansias de marcharse, su decisión de partir a probar suerte a las grandes ligas del fútbol mundial ya estaría tomada.

NAHITAN NÁNDEZ

El uruguayo llegó a mediados de 2017, por lo que el valor de su contrato, más allá de alguna que otra actualización, quedó desajustado. Sin embargo, la situación económica no es la prioridad del futbolista : su preocupación es que no tiene la titularidad asegurada ante la superpoblación de volantes y estuvo cerca de emigrar antes de que reinicie la Superliga. La combinación de ambas situaciones podría ser lo que desate su partida a fin de año.

DARÍO BENEDETTO

Luego de nueve meses parado, el Pipa volvió con todo en este semestre. Su contrato había sido renovado durante la pretemporada en enero, pero, lógicamente, también se quedó atrás. Es hincha y no sería la primera vez que resigne dinero para jugar con la camiseta de sus amores , por lo que sus ganas de dar el salto tendrían más que ver con lo deportivo. ¿Será ahora el momento para dar el salto?

FRANK FABRA

La lesión en la rodilla posterga al defensor en este semestre, pero ya había recibido algunas ofertas para irse. Si se recupera bien y llega a jugar algún partido antes de fin de año, podría reactivar esos intereses.