Estadio Azteca – Mientras que las Águilas del América y la Máquina de Cruz Azul viven un choque de emociones, un aficionado que asistió a la Ida de la Final vivirá sus peroes 90 minutos, de la vida.

Y es que antes de entrar al Estadio Azteca, este enamorado caballero, con ramo de rosas en mano, se atrevió a pedirle matrionio a su novia pero la respuesta no fue la que esperaba, pues ante la mirada de algunos otros fans, un «no» rotundo le partió el corazón.

Ahora el consuelo de este hombre, que llegó muy envalentonado al Coloso de Santa Úrsula, será que su equipo se proclame campeón para pasar el trago amargo que vivió esta noche y olvidar a la novia o volver a insistir.

Con Información de mediotiempo