Gold Coast, Australia – Laurel Hubbard se dislocó el codo izquierdo cuando buscaba romper el récord de 132 kilogramos en arrancada. Nacida como hombre, la transgénero dividió opiniones con su participación en los Juegos de Commonwealth 2018, misma que quedó marcada por su lesión.

La neozelandesa de 40 años se retiró este lunes de la categoría de más de 90 kg en la competencia con sede en Gold Coast, Australia, luego de haber levantado 120 kilos con su primer intento y buscar establecer un registro histórico.

Hubbard estaba muy por delante de la samoana Feagaiga Stowers cuando se desequilibró y la barra se fue detrás de sus hombros provocando su lesión ante su ambicioso intento.

La máxima favorita a la medalla de oro, estaba en el ‘ojo del huracán’ al haber nacido hombre, y tras ser declarada elegible para competir como mujer en eventos internacionales a principios del año pasado.

https://www.youtube.com/watch?v=GImQAkqy0nM