Los Gigantes de Nueva York llegaron a un acuerdo con el receptor Odell Beckham Jr. para que por 95 millones de dólares permanezca en el equipo neoyorquino por los próximos cinco años, lo que lo convierte en el mejor pagado de su posición en la NFL, por encima de Antonio Brown, de Pittsburgh, y Mike Evans, de Tampa Bay.

Gigantes pagará al Hombre elástico casi 100 mdd, con lo que rebasa los salarios de receptores estelares como Brown, de los Acereros de Pittsburgh, y Mike Evans, de Bucaneros de Tampa Bay, quienes eran los dos receptores con mayores ingresos de la Liga.

Beckham Jr., de 25 años, estará disputando su quinta temporada como profesional, mismo año en el que terminaba su contrato de novato, y promedia 94.1 yardas por partido, la segunda mejor marca de la NFL para un elemento con al menos 40 partidos jugados.

Fue seleccionado tres veces para el Tazón de los Profesionales y cuenta con un registro de 313 pases atrapados para un total de cuatro mil 424 yardas y 38 anotaciones, en apenas cuatro temporadas en la NFL, ya que se fracturó el tobillo la campaña anterior.