Ciudad de México – Max Verstappen subió al podio y entre los eufóricos gritos del público y un baño de champagne, alzó el trofeo que lo acreditaba como el ganador del Gran Premio de México 2017. Un año más tarde, la nostalgia se apoderó del holandés, quien jamás olvidará aquel histórico momento en su carrera.

Max apenas había ganado dos veces, en España y Malasia, por lo que México se convirtió en apenas la tercera corona de su novel trayectoria en la máxima categoría. Pero el Autódromo Hermanos Rodríguez se volvió uno de sus favoritos no solo por la victoria, sino por el cariño del público.

“Los fans cuando manejas por el estadio, es algo súper motivante y apasionante por sus expresiones, cuando manejas lento ahí puedes oír su apoyo, así que es genial tener este tipo de estadios y el año pasado nunca olvidaré la atmósfera en el podio”, dijo el neerlandés de 21 años durante el RedBull Kart Fight en la CDMX.

“Volver a México será muy divertido sobre todo por los fans”, insistió. “Es muy apasionante, así que estoy ansioso por correr aquí, es especial para mí por el triunfo del año pasado, lo hace aún más especial este regreso pero espero tener otro buen resultado”.

Tras aquel primer lugar en el país azteca, Max sumó otro más en Austria esta temporada, por lo que repetir aquella proeza en el Autódromo Hermanos Rodríguez, podría significar su quinto triunfo en la máxima categoría y primer bicampeonato en una misma pista.

“Definitivamente trataré de tener el mismo resultado que el año pasado, definitivamente trataré de pelear en esta carrera”, aseguró el holandés. 

“Lo más difícil de esta pista no es una curva específica, es medir el momento porque la pista cambia por la altura y la temperatura en las llantas”.

Será la última vez que corra con Daniel Ricciardo como coequipero, luego de que el australiano firmara con Renault para la próxima campaña, por lo que el holandés pasará a ser piloto número uno de RedBull y tendrá a Pierre Gasly como su nuevo compañero.

“Honestamente no lo creo (que cambie su manejo como piloto principal), aun siendo el piloto líder o no, no creo que cambie masivamente mi forma de conducir, así que tendré un nuevo coequipero el año próximo y creo que lo haremos muy bien”, comentó.