Redacción RK

Desde hace casi una década, Noel Alí Chama Almazán incursionó en forma en el atletismo con el sueño de un día representar a México en una justa olímpica, «es un objetivo que tracé desde niño al practicar esta disciplina», y hoy, a sus 23 años, se encuentra a 23 días de cristalizarlo, pues será el 5 de agosto cuando la marcha varonil, en los 20 kilómetros, entre en acción en Tokio 2020.

Sin embargo, esta experiencia en la próxima justa de verano no le será del todo ajena, ya que el andarín mexiquense disputó los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014, donde subió al podio al obtener la medalla de bronce en la prueba 10 kilómetros, competencia internacional que, destacó, le dio bases y aprendizaje para enfrentar este reto nuevo reto.

«He tenido un crecimiento considerable, estos siete años fueron de mucho aprendizaje, pues estar en unos Juegos Olímpicos era un sueño y al disputar los de la juventud, sabía que eso era solo la mitad del camino, y ahora conseguir el pase y el saber que ya voy a cumplir mi objetivo que me puse años atrás, me pone muy contento, que los años de trabajo ya se pueden ver reflejados en una forma positiva, de seguir avanzando, hacer las cosas bien y demostrarlas», puntualizó.

Desde marzo pasado, Chama Almazán vio reflejado todo el esfuerzo que ha potenciado de la mano de su entrenador José Juan Sánchez, pues en la carrera ‘Dudinska 50’ en Eslovaquia, dio la marca requerida por la World Athletics para asistir al evento nipón tras completar el recorrido en 1:20:23, un logro que le dio «calma y seguridad» al pasar el filtro más importante, pues a partir de ese momento, su enfoque, preparación y concentración se centró en la justa veraniega que arranca actividades el 21 de julio.