Redacción

Foto: Reuters

Jueves histórico para el beisbol mexicano porque Luis Urías se metió a los libros de récords de las Grandes Ligas con su bestial actuación al bat con los Milwaukee Brewers ante los Chicago Cubs, en el que conectó cinco extra bases, igualando la marca más alta en un solo partido.

El nacido en Magdalena de Kino, Sonora, se plantó seis veces en la caja de bateo y como balance entregó tres dobletes y dos cuadrangulares, siendo el primer jugador mexicano de la historia y primero de los Brewers con cinco batazos de extra base en un mismo juego, entrando a un grupo selecto compuesto por tan solo 16 peloteros en más de un siglo, entre ellos Kris Bryant y Jackie Bradley Jr.

Con sus cinco imparables, Urías produjo cinco carreras en el triunfo de Milwaukee por paliza 17-4 ante Chicago en el mítico Wrigley Field, además de anotar cinco de esas carreras.

En su cuarta campaña en las Grandes Ligas, el apodado Wicho tiene promedio de .249, con 16 cuadrangulares y 55 carreras remolcadas, siendo segundo en estas dos categorías para los Cerveceros, que son líderes de la División Central de la Liga Nacional.

La única mala noticia para Milwaukee es que su abridor estelar Brandon Woodruff tuvo que abandonar el montículo antes de lo previsto, dejando el triunfo en Hunter Strickland (1-1) con un inning en blanco y la derrota fue al registro de Kyle Hendricks (13-5).