octubre 31, 2020

RK Deportes

La Cima del Deporte

No hay margen de error

Querétaro, Qro.- Diego Novaretti afirmó que para lograr los objetivos fijados es necesario replantearse el funcionamiento mostrado en partidos anteriores y aseguró que el equipo buscará limpiar la imagen mostrada ante Monterrey y romper la racha negativa en casa.

Limpiar la imagen

«Son dos semanas para trabajar y mejorar la última imagen que quedó contra Monterrey; no fue buena para nosotros, la gente y menos para la directiva. Tenemos dos semanas para preparar el partido contra Puebla y será importante porque en casa no podemos ganar y es muy preocupante”.

Unión

«Un jugador solo no pude ganar los partidos, en la unión es donde se puede hacer una gran diferencia, no quiere decir que no estemos unidos en toda esta parte del torneo, simplemente no se nos dieron las cosas como las planteamos y hubo partidos que pensamos que no nos iban a salir también y terminaron saliendo”.

Salvarse y clasificar

«Hay ocasiones que se genera un desequilibrio tanto emocional como deportivo que a veces no sabes cual es el rumbo en sí, sin embargo, sabemos que nuestro rumbo es tratar de clasificar y salvarnos del descenso, nos quedan 5 partidos que no podemos dejar de pasar un punto porque serán importantes para las dos cosas; salvarnos y clasificar”.

Realistas

«Para lograr los objetivos hay que ser realistas y saber donde estamos parados, si nosotros sabemos eso y lo que nos estamos jugando va a ser más fácil a la hora de trabajar y jugar un partido”.

Liguilla

«En la liguilla son partidos muy diferentes, es otro torneo, porque los equipos que a veces llegan de súper líderes quedan eliminados en las primeras fechas. Hay que tratar de lograr el objetivo inicial que es no descender y buscar el objetivo secundario que es tratar de clasificar. No estamos ni tan lejos ni tan cerca; estamos a la mitad”.

Afición

«Me debo a esta playera, trato de demostrarlo en partidos y entrenamientos. La afición gasta lo que no tiene para venir a vernos, te lo digo de corazón, uno se siente mal porque se va pensando que esta gente hace siete meses que no nos ve ganar en su propia casa y queremos darle solución rápido ya que entre los aficionados que también vienen a vernos está nuestra familia que se va triste y mal”.