Redacción RK

El partido del lunes por la noche de la Semana 14 de la NFL no pudo ser más espectacular para los fanáticos, pues los Baltimore Ravens (8-5) sacaron una importante 47-42 sobre los Cleveland Browns (9-4), en duelo de la Conferencia Americana.

Con los Steelers en plena decadencia, los Browns tenían la oportunidad de meter presión en la División Norte, y pronto se fueron arriba en el marcador con acarreo de Nick Chubb; la visita respondió con touchdown terrestre de Lamar Jackson.

En el segundo cuarto, Gus Ewards anotó con carrera de 11 yardas, antes de que nuevamente Chubb y Jackson visitaran las diagonales con sendos acarreos para llegar al descanso con los Ravens arriba 21-14.

Tras la pausa llegó un tercer cuarto de locura, con ambos equipos anotando en dos ocasiones; Gus Edwards y Josh Dobbins respondieron por los Ravens, mientras que los Browns se hicieron presentes gracias a Kareem Hunt y un pase de Baker Mayfield atrapado por Rashard Higgins.

Pero si como no bastara, el cuarto periodo fue aún mejor, primero con Mayfield escapándose hasta la zona prometida, consiguiendo la voltereta; fue entonces que Lamar Jackson, quien había salido por calambres, regresó al juego y en su primer envío conectó con Marquise Brown y la tortilla se volteó.

Los Browns, con menos de tres minutos, armaron una ofensiva que terminó en un pase de touchdown de Mayfield para Hunt, y con la conversión de dos puntos se empató el juego con poco más de un minuto.

Eso fue suficiente para que Lamar Jackson moviera a su gente a lo largo del campo, preparando la escena para Justin Tucker, quien pateó un gol de campo de 55 yardas, dejando dos segundos en el cronómetro. Los Browns intentaron una jugada milagrosa, pero todo terminó en un safety que decretó el marcador final.