Daniel Peña
Foto: Daniel Peña

En reconocimiento a la instalación del biodigedtor instalado en el Rastro Municipal, la capital queretana fue premiado por las Buenas Prácticas Municipales por la INAFED.

Lo anterior en suma de que con el biodigestor se ha permitido el aprovechamiento de los residuos para la generación de energía en el Rastro Municipal, explicó su director Humberto Servín Valdivia.

«La Secretaría de Gobernación a través del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED) otorgó este reconocimiento a las prácticas que el gobierno municipal ha implementado para mejorar la calidad de vida en la entidad», se lee en el documento otorgado.

Además, Humberto Servín reconoció la valía que tiene la instalación del biodigestor para mejorar los procesos, incentivar el ahorro e impulsar el cuidado al ambiente al permitir disponer de los restos biológicos derivados de la matanza de los animales para el consumo, para la creación de energía.

«Dichos restos pasan por un proceso de destrucción anaeróbico y generan como subproducto gas metano; mismo que es usado como combustible por el mismo rastro. El metano es un gas de efecto invernadero, aquí lo controlamos y lo usamos como combustible».

Instalado en 2013, el biodigestor inició dando biogás para cuatro días, hoy supone un suministro constante y un ahorro en disel de alrededor de más de millón de pesos anuales; así mismo en los últimos tres años a resultado en un ahorro de casi cuatro millones para el Rastro.

«Nos ha permitido ahorrar casi el 85% del disel que usábamos en procesos de matanza para generar vapor y desinfectar las zonas y además del impacto económico, la tecnología del digestor ha permitido el manejo adecuado de residuos; caracterizados por necesitar un tratamiento especial ya que pueden ser focos de infección que detonen problemas de salud pública», afirmó Servín Valdivia.