Moscú, Rusia – Por agredir físicamente a un par de funcionarios del gobierno, el futbolista Alexandr Kokorin –quien jugó para Rusia en el Mundial 2014- podría pasar hasta cinco años en prisión.

Un video que circula en redes sociales muestra a Kokorin y al también jugador, Pável Mamáev, en una cafetería de Moscú enfrentando a dos hombres, a los que golpean con el puño e incluso una silla.

Las personas violentadas son Denis Pak y Sergei Gaisin, dos altos funcionarios del Ministerio de Comercio e Industria. El primero sufre un traumatismo cráneo-encefálico y el segundo fue hospitalizado por el impacto de la silla.

El conflicto comenzó cuando los trabajadores del gobierno llamaron la atención a los futbolistas por su comportamiento, afirmando que estaban en estado de embriaguez.

Este martes, ambos futbolistas fueron citados a declarar por la Policía, que advirtió que si los dos involucrados no se presentan “serán llevados por la fuerza” para responder a la acusación en virtud del artículo 112 del Código Penal (causar daños físicos de gravedad media), con una pena que puede ser de hasta cinco años de cárcel.

La reacción de los clubes de ambos jugadores no se hizo esperar, ya que tanto Zenit como Krasnodar analizan rescindir los contratos de Kokorin y Mamqueáev, respectivamente.

En julio de 2016, los dos futbolistas protagonizaron otro escándalo cuando fueron sorprendidos en una fiesta en Mónaco, en la que supuestamente se gastaron 250 mil euros en champagne, poco después de  la Selección de Rusia fuera eliminada en Fase de Grupos de la Eurocopa.