Redacción

México humilló a Corea del Sur este sábado y se metió a semifinales de Tokio 2020, donde enfrentará a Brasil, un rival al que Henry Martín no teme y bromeó al decir que solo le tiene miedo a su mamá.

“Miedo a nadie, a mi mamá nada más (risas)”, dijo a Marca Claro tras ser cuestionado si la palabra miedo cabe ante el combinado sudamericano.

El delantero de 28 años hizo un doblete contra el conjunto surcoreano, pero pudo no jugar por una molestia en el tobillo, pero terminó jugando porque no quería perderse los Cuartos de Final de la justa olímpica.

“A eso vine, a jugar y realmente un golpe no me iba a dejar fuera, puede más el querer buscar una medalla y estamos ahí metidos peleándola, que es lo queríamos. Estamos a un pasito de hacer historia”, añadió.