México sumó una medalla de Oro en la segunda etapa de la Copa del Mundo que se realizó en Duisburg, Alemania, gracias a la actuación de Rigoberto Camilo.

El michoacano finalizó su prueba con un tiempo de 22:14.766 minutos, seguido del húngaro Balazs Adolf con un tiempo de 22:15.337 y el alemán Yul Oeltze con 22:37.292, mientras que Guillermo Quirino se situó en la casilla 14 con un registro de 23:50136. Así se adjudicó el metal dorado de la prueba C1-5000.

Mientras que en otros resultados de mexicanos en dicha competencia fue que el conjunto femenil K4-500 integrado por Beatriz Briones, Karina Alanís, Brenda Gutiérrez y Maricela Montemayor, terminó en el sexto puesto de la Final B con crono de 1:35.955.

Por su parte, la dupla de Mauricio Figueroa Maricela Montemayorcerró en sexto sitio del primer heat de la prueba de K2x500 con 1:38.801, superados por los daneses Emma Jorgensen y Rene Poulsen (1:35.331).