Por un breve instante la dinastía de Alberto del Río volvió a aparecer en WWE, pues en el evento estelar de RAW se utilizó una máscara de su padre: Dos Caras.

Roman Reigns tendría que enfrentar a Drew McIntyre y Shane McMahon en un duelo de parejas; sin embargo, Shane escogería al acompañante del Súper Samoano.

En ningún momento Shane pensó en ponerle un luchador al lado y pensó en varias personas que trabajan en el Staff de la empresa, hasta que finalmente se decidió por Gary ‘The GOAT’ Garbutt, un intendente.

Gary llegó al ring portando una máscara del legendario Dos Caras, la cual Alberto llegó a portar en su tiempo en el territorio de desarrollo de WWE, la entonces FCW.

Durante el combate el enmascarado sorprendió a Shane y Drew haciendo buenos movimientos y vuelos, pero finalmente fue derrotado. Al final del cotejo se reveló que Cedric Alexander fue quien intentó ayudar a Roman Reigns bajo la capucha, pero sin lograr el cometido.