Redacción RK

Los resultados de la auditoría realizada a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) durante el segundo semestre de 2019 revelan más irregularidades en el manejo de los recursos públicos del ya desaparecido Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

El titular del Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Filiberto Otero Salas, informó desde el 30 de septiembre último al subdirector de Calidad para el Deporte de la Conade, Óscar Juanz, que tiene como fecha límite el próximo 4 de diciembre para solventar las cinco nuevas observaciones.

De acuerdo con el informe de auditoría, que acaba de publicarse en el Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (Sipot), cuatro de las cinco mencionadas observaciones están relacionadas con malos manejos financieros y administrativos en el Fodepar equivalente a 100 mdp.

Otra de ellas tiene que ver con las irregularidades detectadas en la contratación y prestación de servicios en la partida presupuestal denominada capítulo 3000 que opera la subdirección de Calidad para el Deporte que encabezaba Israel Benítez Morteo, cuñado de Juanz, y quien fue destituido por la SFP por los actos de corrupción en los que estuvo involucrado y que quedaron al descubierto en la auditoría realizada a los recursos públicos ejercidos de enero a junio de 2019.