Redacción

Fotografía: FT

Hace dos años tuvo ofertas de América y Rayados para «jubilarse» en la Liga MX; ahora, Luuk de Jong jugará en el Barcelona luego de que este martes se concretó su traspaso procedente del Sevilla, todo esto en los últimos minutos del día que marcó el cierre del mercado de pases en el futbol europeo, uno de los más movidos de la historia.

Y es que el anuncio de De Jong llegó pasada la medianoche en España porque Barcelona dependía de la salida de Antoine Griezmann al Atlético de Madrid; como lo del francés también se selló sobre la chicharra fue hasta entonces que los catalanes oficializaron al neerlandés, quien llega a un ataque con su compatriota Memphis Depay y el danés Martin Braithwaite como principales competidores.

Más allá de defender la identidad de Cataluña, el FC Barcelona tiene una íntima relación con los Países Bajos a lo largo de su historia, comenzando con el inolvidable Johan Cruyff, el hombre que revolucionó la historia del equipo, le imprimió un sello y dejó tal huella que a la fecha el mercado holandés es uno de los más atractivos para los catalanes.