Lupita González emprende con nueva defensa su apelación ante el TAS

Internacional Portada

Por primera vez, desde que el año pasado se reveló el doping positivo de Guadalupe González por trebolona, la marchista mexicana habló ante los medios de comunicación para aclarar algunos puntos y presentar su nueva defensa que apelará ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo Internacional la sanción que le fue impuesta por la IAAF con cuatro años de suspensión. «

Quiero darles las gracias por estar aquí. Quiero empezar diciendo que yo soy una atleta naval, soy una atleta de alto rendimiento con una trayectoria que ustedes ya conocen y que se ha basado en grandes logros deportivos y que se ha logrado con trabajo, disciplina, esfuerzo y constancia. Yo no he necesitado en ningún momento utilizar una sustancia o algún método para sacar alguna ventaja sobre mis compañeras deportistas, ni ante ni ahora», comenzó con la conferencia.

Acompañada de su nuevo abogado, el colombiano Andrés Charria, Lupita dejó claro que el trabajo hecho por los anteriores representantes legales o fue el mejor.

Por su parte, Charria destacó la dificultad del caso y la estrategia que emprenderán para presentar el próximo 9 de junio el expediente de defensa y buscar así una reducción que le de a la atleta posibilidades de participar en Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

«Para Panamericanos no hay tiempo, tenemos hasta el 9 de junio para hacer una apelación ante el TAS y por experiencia consideramos que para enero o febrero tendremos un fallo definitivo. La meta nuestra es Olímpicos y Lupita tendría tiempo de marcas mínimas, es un proceso difícil».

El colombiano rechazó tajante que pueda existir un castigo mayor para González por la falsedad de declaraciones toda vez que en el expediente se establecieron incongruencias en las declaraciones de los hechos con los que la antigua defensa buscó argumentar un supuesto consumo de carne contaminada.

«La defensa poca cuidadosa no ayuda, tratemos de empezar de cero. Es lo primero que vamos a hacer, Lupita me cree como le creyó a sus abogados y sigue los lineamientos que se le asignan. Hubo unas inexactitudes incómodas con un fallo en el que se le señala muy duro lo que pasó, inconsistencias, faltas a la verdad…».

Por su parte, la marchista medallista de Plata en Río de Janeiro aclaró que el tema de los gastos de su proceso han sido por su propia cuenta y esta vez tendrá el apoyo de la Secretaría de Marina para cubrir gastos de hospedaje y alimentos para Andrés Charria y compañía.

«Los pagos de los honorarios de mi defensa los he cubierto yo desde el principio, por eso agradezco a la Secretaría que quiere que yo gaste lo menos posible. Se han quedado en la residencia naval para que los costos sean menores», además de que se confirmó por parte de sus superiores que seguirá contando con los apoyos y becas durante y después del fallo aunque éste continúe siendo negativo para la atleta.