Julen Lopetegui reconoció que regresa a Madrid «muy triste», tras ser destituido como seleccionador de España, a dos días del inicio del Mundial 2018, y deseó suerte al conjunto español en la competición.

«Estoy muy triste, pero deseando que juguemos un magnífico Mundial y ganemos», dijo a su llegada al aeropuerto de Krasnodar con rostro serio y gafas de sol.

«Tenemos un equipo magnífico y ojalá ganemos el Mundial», añadió antes de acceder a la terminal para tomar el primer vuelo a Moscú, donde hará escala antes de volar a Madrid.