Lo que debe hacer Zidane con Bale esta temporada

Futbol Internacional

Vuelven los jugadores ya del parón por selecciones y Zinedine Zidane tiene casi a toda la plantilla a su disposición. Más allá de los casos de los lesionados, como Vinicius y Carvajal, el técnico francés va a poder disfrutar de la mayoría del grupo para afrontar el final de temporada. 11 partidos en los que el Real Madrid se juega poco más que el honor y en los que el técnico francés va a tener que tomar muchas decisiones de cara a formar el equipo del año que viene.

Uno de los jugadores bajo la lupa será Gareth Bale. El galés tiene todas las papeletas de irse en junio, con la Premier League –como siempre– llamando a sus puertas. La temporada del 11 blanco ha sido desesperante, pues cuando por fin parecía que tendría suficiente espacio para brillar, tras la marcha de Cristiano Ronaldo, Gareth ha vuelto a mostrar su versión más retraída. A nadie se le escapa ya que las oportunidades para el galés se han acabado, y que el Expresso de Cardiff deberá buscar una nueva estación el verano que viene.

Por eso Zidane debería hacerle jugar como titular el resto de encuentros del equipo merengue.

Bale costó 100 millones de euros en el año 2013 y firmando un sueldo neto que supera los 15 millones de euros y que, ahora mismo, es el más alto de la plantilla. Hablamos pues de una inversión superior a los 200 millones de euros en las seis temporadas que el galés ha sido parte de la plantilla, si sumamos bonus, primas y otros gastos.

Aunque marcó un gol en Lisboa y dos en Kiev, además de su imponente carrera contra Marc Bartra en Valencia para levantar la Copa del Rey de 2014, el paso del galés por el Real Madrid no será recordado como una gran decisión deportiva. Sus continuas lesiones, su falta de adaptación, el poco carisma demostrado y los desplantes a sus compañeros esta temporada arrojan un salo negativo cuando le comparamos con otros grandes jugadores que han pasado por el club. Por lo tanto, lo mínimo que debe buscar el Real Madrid ahora miso es al menos tener un rédito económico cuando se marche

Ya sabes como son estas cosas. Florentino Pérez podría regalar a Bale después de seis años en el club y decir tranquilamente que ha sido una gran operación económica, pero la gente no es tonta. El caso es parecido al de Kaká, a quien por mantener en el club demasiado tiempo se acabó malvendiendo de vuelta a Milán tras un año de cesión. Y es que está claro que durante los años del galés en Madrid se ha ganado mucho dinero por los logros deportivos conseguidos, y que sus camisetas también se han vendido como churros porque el jugador tiene mucho tirón en Gran Bretaña y en Asia, pero hay un agujero económico de 200 millones de euros asociado a su nombre que no debería ser tapado por ningún movimiento de ingeniería económica. Sólo se podría entender como contrapunto a su pobre desempeño deportivo una beneficiosa salida del club en lo económico, y para eso el chico tiene que jugar.

Zidane ya le dio la titularidad en su primer partido de vuelta al Santiago Bernabéu, y Gareth Bale le respondió con un gol. El extremo, a través de su representante porque él no suele decir mucho, se ha cansado de decir que él se quiere quedar en el club. Lo mismo han comentado cada año a estas alturas, y con un par de buenos partidos a final de temporada (algunos muy buenos como el año pasado, con el colofón de su golazo de chilena en Kiev) el galés ha hecho creer a la afición que el año siguiente sería diferente; que explotaría en la verdadera estrella que lleva dentro. La realidad del siguiente otoño, sin embargo, siempre ha sido triste y mientras estaba Ronaldo no se notaba su ausencia, pero este año sí se ha notado. Y mucho.