Llamó “perdedor” a Raúl Jiménez; el karma lo alcanzó días después

Futbol Internacional

Troy Deeney, capitán del Watford, equipo en el que jugara hace años el mexicano Miguel Layún, saltó a los reflectores mexicanos tras los conocidos comentarios que hizo sobre Raúl Jiménez y su festejo tras anotar un gol en las semifinales de la F.A. Cup del fútbol de Inglaterra.

Deeney calificó a Jiménez de “perdedor” y los fanáticos mexicanos se volcaron en las redes a reclamarle al jugador inglés al grado que tuvo que eliminar el hilo de comentarios porque alcanzaron tonos ofensivos y racistas. El público se enganchó en una discusión que no tenía que llegar a más y como dijera Deeney, “todo lo demuestro en la cancha”.

Pero no era la primera vez que el número 9 de Watford habla más de la cuenta o “demuestra” más fuera de la cancha y en el partido de su equipo contra el Arsenal, salieron a la luz comentarios que terminaron enmarcados por su expulsión al minuto 11 del encuentro.

Antes del juego contra los ‘Gunners’ se burló de Bellerín, declaró que los jugadores no tienen actitud, amenazó que iba a golpear a uno de los del Arsenal y levantó comentarios provocativos antes del partido del lunes 15 de abril.

Ya en el encuentro, en una jugada que el mismo club Watford calificó de injusta, Deeney dio un codazo a Lucas Torreira. Varios analistas y especialistas del fútbol inglés señalaron que el triunfo del Arsenal como visitante sobre el Watford, fue debido en parte a jugar con un hombre de más desde el minuto 12.

Para muchos aficionados, este es un ejemplo del karma en el fútbol.