Lionel Messi tuvo que ser sustituido en el partido de la 9ª jornada de LaLiga ante el Sevilla y el delantero será baja segura para el próximo partido del Barcelona, nada menos que el Clásico ante el Real Madrid.

El delantero fue sometido a pruebas médicas, que confirmaron que sufre una fractura en el radio de su brazo derecho y los servicios médicos del club blaugrana estiman que su periodo de baja será de unas tres semanas. 

Las primeras exploraciones médicas, realizadas sobre el terreno de juego, eran optimistas y apuntaban a una “hiperextensión en el codo derecho”. 

Sin embargo, las pruebas posteriores revelaron una dolencia más grave que obligará a Messi a no jugar ante el Inter en la Champions League y ante Real Madrid, Rayo Vallecano y Betis en LaLiga y la Cultural Leonesa en la Copa del Rey.