Para el liniero defensivo de Condors, Sergio Flores, el hecho de jugar la final ante su exequipo y excompañeros, es un extra para brindar su mejor juego y buscar el título en una de las Ligas de crecimiento en México del futbol americano.

“Raptors tiene muchísima gente con talento y tengo varias amistades ahí. Jugaremos una primer final y eso me motiva”, señaló.

Este domingo en la cancha del Estadio de la Ciudad de los Deportes se realizará la final de la Liga de Futbol Americano Profesional (LFA) entre Condors y Raptors, en donde el jugador va por su tercer final.

“Hemos trabajado mucho por esto y es por eso que los resultados se van dando. Me siento más tranquilo esta vez, porque confío mucho en mi equipo y en todo lo que hemos estado entrenando”, comentó a la LFA.

Sostuvo que más allá de la rivalidad en la cancha, afuera de ella se tiene una amistad con algunos de los jugadores y desde luego con los entrenadores quienes en su momento le brindaron la oportunidad de jugar en Raptors.

“Se conjuntó todo. Las cosas se fueron dando y me quedé aquí. Conozco a los coaches y la química es buena con ellos lo cual facilitó mi adaptación al equipo”, comentó.

Sin embargo, este domingo las cosas deben ser para su equipo Condors, en donde ha encontrado la oportunidad de brillar en uno de los deportes en donde hay mucha pasión.

“Ahora mi piel es negro y oro. Es mi nueva casa. A todos los que llegamos a este equipo en este año, siempre nos hicieron sentir parte de la familia”, apuntó.

En relación al juego del domingo venidero, Flores apuntó que será un partido intenso, en donde sólo saldrá avante el cuadro con mejor estrategia y confía en obtener el triunfo.

“El juego va a ser muy físico, pues es lo que nos caracteriza a ambos equipos. La diferencia la hará el coacheo”, explicó.