Redacción
Foto: As

León obtuvo su segundo triunfo al hilo en este arranque del Grita México A21 al derrotar 1-0 al Querétaro en el estadio La Corregidora.

La mejor versión de los Panzas Verdes desde la llegada del argentino Ariel Holan fue la que se vio esta noche en el arranque de la jornada tres del torneo.

El partido fue tenso. Gallos Blancos arrancó con los espolones filosos. Héctor Altamirano les ordenó a sus jugadores asfixiar a los esmeraldas. La estrategia les salió. Kevin Ramírez y Nicolás Sosa le robaron balones a William Tesillo.

León se notó desconcentrado, titubeante. Querétaro presionó tanto que provocó errores. En ese instante Tláloc le echó una mano a la Fiera. El aguacero que cayó provocó que el juego se detuviera.

Los equipos entraron a los pasillos del estadio para resguardarse de la lluvia. Holan aprovechó el tiempo para explicarles a los esmeraldas sus errores.

El diluvio se detuvo. Los planteles regresaron al campo y calentaron rápido. Fueron 30 minutos los que se retrasó la batalla.

Algo le pasó a los Gallos Blancos, como si el agua cebara a sus cañones.

León se adaptó mejor al campo. Santiago Colombatto, Omar Fernández, Ángel Mena y Elías Hernández balancearon el balón por todo el campo. Fueron minutos en los que el equipo recordó su futbol de antes.

Los esmeraldas crearon espacios. Elías tiró dos veces en el área, su primer disparo fue rechazado, pero en el rebote le metió todo el empeine al balón, su proyectil terminó en la portería. El tanto del Patrullero fue suficiente para irse con la ventaja.

Gallos Blancos tuvo que sacar los espolones en busca del empate. León se echó para atrás. Los papeles estaban claros.

Querétaro insistió, Nico Sosa y el joven José Ramírez tuvieron opciones en el área que no supieron definir.

Altamirano y Holan iniciaron la batalla táctica. El Pity metió ofensivos con la esperanza de igualar el juego, mientras que Ariel se la jugó a un contragolpe y sellar el triunfo con escapadas de Víctor Dávila, Jean Meneses u Omar Fernández.
No pasó nada. Querétaro lo buscó, sin embargo, la brújula no la encontraron. La Fiera ganó con poco.