Redacción RK

Un gol, con complicidad de Alfredo Talavera, bastó para que esta noche León, el mejor equipo del Torneo Guard1anes 2020, cerrara la temporada con broche de oro, ganando su octavo título en Primera División, y empatando a Cruz Azul como el cuarto equipo del futbol mexicano con más campeonatos en el máximo circuito.

Emmanuel Gigliotti, el delantero criticado por su falta de gol a lo largo de la temporada, una vez más fue la clave para que la Fiera se impusiera a los Pumas en la cancha del Nou Camp 2-0 (3-1 marcador global), con un tanto al minuto 12, que abrió el camino para que los dirigidos por Ignacio Ambriz se coronaran luego de seis años de haber levantado el último título.

Los universitarios intentaron reaccionar en busca de empatar el marcador. Andrés Lillini mandó a la cancha a Juan Iturbe antes de que concluyera la primera mitad, con el objetivo de tener un equipo más ofensivo, sin embargo les faltó profundidad e inteligencia en tres cuartos de cancha y a la hora de dar el último pase.

Con el gol de Puma, la Fiera renunció un poco al ataque, replegó hacia su portería y buscó liquidar al rival por medio de contragolpes que tampoco pudo finiquitar, aunque tuvo un par de oportunidades en los primeros 45 minutos para aumentar su ventaja, pese a que perdió a Ángel Mena al minuto 11 por una lesión.

El primer tiempo terminó con 1-0 a favor de los locales, que en el inicio de la parte complementaria intentaron retomar lo hecho al principio del juego, logrando borrar a la ofensiva del cuadro el Pedregal, que aunque tuvo el control del balón, no tuvo llegadas de peligro en el marco de Rodolfo Cota.

Parecía cuestión de un tanto de cualquier equipo para que la Final de inclinara para un lado, y así fue, al minuto 83, ya con unos Pumas sin muchas ideas para atacar, Yairo Moreno, otro jugador que no había tenido mucha actividad, marcó el segundo y definitivo gol de la noche con el que León le dio calma al juego en los minutos finales.

No hubo reacción del conjunto universitario, que por muchos momentos del juego, parecía descontrolado, ansioso y un tanto desesperado por no encontrar la manera de abrir a la zaga esmeralda, que hoy despidió a Ignacio González, uno de los artífices del ascenso y el Bicampeonato entre 2013 y 2014.

El silbato marcó el final del juego al minuto 95, y con ello el León firmó y bordó su octava estrella al escudo, igualando a Cruz Azul, equipo que curiosamente ganó su último campeonato en la misma cancha donde la Fiera se coronó esta noche.