Talking Stick Resort Arena, Phoenix .- No hay mal que dure 100 años y LeBron James por fin ganó su primer partido con Los Angeles Lakers aportando 19 puntos en la paliza de 131-113 frente a los Phoenix Suns en la NBA.

Un segundo cuarto aplastante de los angelinos, en el que marcaron 44 puntos por 22 de los rivales, marcó el camino para que su récord sea de 1-3, ayudados por las 23 unidades desde la banca de Lance Stephenson, el mejor de la noche para L.A.

La noche del Rey LeBron fue de doble-doble, ya que además de las 19 unidades coleccionó 10 asistencias, junto a 7 rebotes y 3 robos de balón.

Devin Booker anotó 23 y Deandre Ayton 22 para Phoenix, que tiene la misma marca que su rival de esta noche y tendrá su siguiente juego el sábado ante los Memphis Grizzlies.

Hoy jueves por la noche habrá nuevo partido para los Lakers, esta vez de local contra los invictos Denver Nuggets.