Ciudad de México – Luka Doncic recibió dulce y truco en su primer Halloween en la NBA. La tercera selección global del pasado Draft enfrentó a su ídolo LeBron James el pasado 31 de octubre, un día que jamás olvidará.
Los Dallas Mavericks cayeron 113-114 ante Los Ángeles Lakers, en el que fue su primer partido ante The King, quien encestó más del doble de puntos que él, con 29 y 14, respectivamente. Pero más allá de los números, para el esloveno fue enriquecedor medirse ante uno de los basquetbolistas más dominantes de los últimos tiempos.

Fue asombroso (jugar contra LeBron), algo especial para mí. Al ser mi ídolo, fue para mí especial y será uno de esos días que recordaré”, dijo el novato de 19 años en teleconferencia con medios internacionales.

Pero el Genio de Ljubljana vaya que lo ha hecho bien en sus primeros pasos en las duelas de la NBA, al promediar 19.4 puntos por partido, 4.6 asistencias por juego y una efectividad del 46.7% en sus tiros de campo. Estadísticas que naturalmente lo colocan como candidato a Novato del Año.

“Por supuesto que sería especial el ser Novato del Año, pero primero pienso en alcanzar los Playoffs con el equipo, esa es mi meta. A nivel individual claro que sería especial”, comentó el esloveno, quien destacó lo mucho que le ha beneficiado llegar a la NBA a su desarrollo. “Mi juego es más rápido y no me sorprende, era algo que esperaba pero aquí es más rápido y más físico”.

En la Temporada 1984-85 debutó Michael Jordan, el mejor jugador de todos los tiempos. Lo hizo promediando 28.2 puntos por juego, casi el doble que Doncic, quien busca escribir su propia historia, más allá de las inevitables comparaciones que todo jugador de la liga tiene con MJ23 en algún punto de su carrera.

“Jordan es el mejor jugador que ha estado en este deporte así que, compararme con él que ha tenido una carrera asombrosa, es hacerlo con el mejor de todos los tiempos”, sentenció.